Asma

Nos encargamos de conseguir un control de su asma que le capacite para realizar una vida completamente normal, incluyendo la actividad física y deportiva diaria, la actividad escolar y su relación con el medio.

El asma pediátrico es una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas que produce una dificultad para expulsar e introducir el aire en los pulmones.

El asma es una enfermedad crónica muy frecuente en la infancia. El asma se debe a una inflamación de los bronquios y se manifiesta por episodios que se denominan crisis, ataques o exacerbaciones asmáticas. La sintomatología suele ser episódica, más o menos frecuente, aunque en casos más severos puede ser persistente.

Durante las exacerbaciones el niño presenta uno o varios de los siguientes síntomas: sibilancias (silbidos o pitos en el pecho), tos, aumento del número de respiraciones, opresión – dolor en el pecho.

A todo niño asmático debe realizarse un estudio alergológico con el fin de determinar la existencia de alérgenos que influyan en el desarrollo del asma o de sus exacerbaciones y de diseñar una estrategia terapéutica adecuada.

En los primeros años de vida, un gran número de niños presentan cuadros clínicos de inflamación bronquial desencadenados por infecciones virales que pueden ser tanto episódicos como persistentes. Estos niños van a desarrollar y/o mantener un asma en etapas posteriores de su vida con mayor probabilidad dependiendo de una serie de factores como son la coexistencia de otras enfermedades atópicas (dermatitis atópica, alergia alimentaria, sensibilización a inhalantes) y tener una historia familiar de asma en familiares de primer grado.

Para saber más, pueden consultar información sobre asma en la web para pacientes de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).

Diagnóstico:
El diagnóstico de asma se hace fundamentalmente en base a la historia clínica (sintomatología que presenta y respuesta a algunos tratamientos). En todos los niños “etiquetados” de asmáticos es necesario realizar estudios de función pulmonar (espirometría basal y prueba broncodilatadora) y, en algunos casos, otros estudios (radiografías, test de sudor, etc) para descartar otras enfermedades con sintomatología similar. En ocasiones hay que realizar pruebas de provocación (P.Ej. ejercicio) con el fin de desencadenar los síntomas.
Realizamos un estudio diagnóstico completo y preciso mediante una historia clínica detallada, estudios de función pulmonar apropiados y estudios alérgicos.

Tratamiento y gestión de la enfermedad:
A los niños con asma se les suministrará información detallada y prescripción de tratamiento, tanto para las exacerbaciones, como de mantenimiento de la enfermedad.
Se procederá a adiestrar al niño y familia en el manejo y administración de medicación inhalada.

Mediante la adquisición de conocimientos y competencias útiles en la gestión de su enfermedad se contribuye a desarrollar su autonomía y disminuye la ansiedad que desencadena la enfermedad

984 040 035

691 475 932